No confíes en la renta básica

Mucha gente argumenta que, incluso cuando las máquinas tomen el control de todo el empleo humano, las personas y las sociedades estaremos a salvo, pues todos cobraremos la renta básica universal (también conocida como UBI, por sus siglas en inglés).

¿Qué opino yo de esto? Pues mi opinión es muy simple: si piensas que la renta básica solucionará tus problemas, estás cavando tu propia tumba.

No te recomiendo en absoluto que deposites tus esperanzas sobre la renta básica. En este artículo voy a darte 4 argumentos sobre por qué no debes confiar en la renta básica.

Es económicamente inviable (al menos al medio plazo)

La mayoría de gobiernos ya están teniendo problemas para mantener sus enormes presupuestos dedicados a actividades sociales.

Se sabe que, en 2050, la población aumentará en 2000000000 (sí, dos mil millones) personas como mínimo. Además, viviremos en sociedades ultra envejecidas, debido a que cada vez vivimos más años.

Mucha más gente (mucho menos productiva) a la que el gobierno deberá mantener.

Si estamos teniendo dificultades para mantener los presupuestos sociales ahora, imagínate en unas décadas con estos dos problemas encima.

Se acercan tiempos oscuros

Aquí ya no sólo hablamos de la automatización (y su santo grial, la Inteligencia Artificial), sino de todas las tecnologías. El progreso tecnológico sigue una tendencia exponencial.

Habrá ganadores totalmente bendecidos por la tecnología… y otra parte de la sociedad será la perdedora. Gente que no podrá adaptarse al insoportable ritmo de cambio tecnológico.

Antes de que nos acerquemos a una época estable, se acercarán momentos muy oscuros para la humanidad.

Todas las demás disrupciones tecnológicas (como la revolución industrial) acabaron así.

Habrá violencia, pobreza y situaciones horribles mientras una parte de la sociedad vivirá en una utopía ultra futurista (por cierto, ¿en cuál de los dos lados quieres estar?).

Pueden pasar décadas hasta que la situación se estabilice (y los humanos vivamos de la producción de las máquinas).

No puedes esperar tanto a que los gobiernos (llenos de políticos corruptos que sólo velan por sus intereses) decidan darte dinero por no hacer nada.

Puede que no sea tan buena como te esperas

Imagina que llega la renta básica, y que eres uno de los elegidos para recibirla, entonces déjame hacerte unas preguntas:

  • ¿Por qué piensas que la cantidad de dinero que recibas suplirá tus expectativas?
  • ¿Por qué piensas que la inflación no subirá y tu poder adquisitivo será bajo, como ya sugieren algunos estudios?
  • ¿Qué te garantiza que la recibirás para siempre y no la perderás de un día para otro?
  • ¿Qué te garantiza que el gobierno no la usará para chantajearte con fines políticos?
  • ¿Qué te garantiza que el gobierno no te bajará la renta básica de un día para otro?
  • ¿De verdad quieres depender del gobierno para siempre?

O en otras palabras, ¿de verdad quieres que tu sustento, tu nivel de vida y el de tu familia no dependan de ti?

Incluso si la renta básica llegara a la realidad (superando todas las barreras surrealistas que necesita superar), ¿qué ocurre con estas preguntas?

Deberías ponerte en lo peor

Para concluir este artículo, déjame ponerte dos situaciones sobre la mesa:

  • Confías en que llegará la renta básica. Por este motivo, la pasividad invade tu vida. No haces nada para luchar contra el problema de la automatización… pero la renta básica no llega, y cuando llega, no cumple tus expectativas. Te espera una vida mediocre en el mejor de los casos.
  • Te pones en la peor situación. Tomas cartas en el asunto. Empiezas a ahorrar, a invertir y a ser proactivo. Puede que llegue la renta básica o que no llegue, pero para ti ya no será un problema.

¿En cuál de las dos situaciones quieres estar? Personalmente, yo prefiero pensar en la peor situación, prepararme para lo peor. Si luego me equivoco, pues esa ventaja que he ganado sobre las demás personas.

Es mucho peor pecar de ingenuo y que luego vengan mal dadas.

Es posible que en un futuro muy lejano (quién sabe, un siglo o dos) la renta básica sea algo común, o incluso exista algo mejor que todavía no se nos ha ocurrido.

Pero tú tienes que pensar en tu futuro, en los años que vienen, para saber cómo organizar tu vida para lo que se acerca.

Espero que te haya ayudado este artículo.

Como siempre, ya sabes que si tienes sugerencias, críticas o cualquier otra cosa que quieras decir, ¡ahí tienes los comentarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s